Recomendaciones para la realización de textos argumentativos (ensayos por ejemplo)

Redacción estilo académico tipo argumentativo

 

La intención de un texto argumentativo es convencer al lector de la posición del redactor en cuanto a un determinado tema, para ello, se vale de una serie de justificaciones y razonamientos, que en el caso de los escritos académicos están fundamentados en los planteamientos de otros autores y los resultados obtenidos. De manera que el texto argumentativo es el que se usa para redactar una discusión, las conclusiones, las interpretaciones de resultados y los proyectos en los que es necesario plantear un problema y explicar la situación actual acerca del tema.

 

En atención a lo anterior es oportuno señalar que los textos argumentaciones por lo general se redactan a partir de un texto expositivo o combinado con éste. Tal es el caso de la presentación de resultados que constituye un texto expositivo, luego da lugar a una discusión y a la conclusión que representan textos argumentativos. De igual forma, en algunas oportunidades se van presentando los resultados a la par de que se va haciendo una interpretación de los resultados con la teoría. Sin embargo, en tales circunstancias hay que señalar que mientras la exposición se limita a explicar informaciones sobre un determinado tema, la argumentación va más allá, intentando demostrar y convencer con argumentos comprobables que la posición que tiene el escritor es acertada. A tal efecto, se puede afirmar que un texto argumentativo tiene una doble función que incluye la apelación al argumentar las ideas y la referencial en la que se hace uso de las referencias expositivas para sustentar el punto de vista que se tiene.

 

En el caso de los textos académicos es el estilo utilizado para redactar la discusión derivada de los resultados, las conclusiones, la interpretación de resultados cuantitativos y los planteamientos de problema. En estos textos es muy importante cuidar la coherencia global y la cohesión de ideas, que dependiendo de la intencionalidad del texto puede seguir una lógica inductiva o deductiva. Por esta razón, es necesario redactarlo considerando una estructura de presentación de la tesis, el desarrollo de los argumentos y la conclusión o síntesis de los planteamientos argumentados. En las siguientes líneas se ilustran con ejemplos, cada una de estas partes.

 

  1. Presentación inicial de la tesis a ser argumentada

 

En el caso de la discusión de resultados es importante iniciar con la tesis argumentativa que deriva del objetivo general de la investigación, para luego ir dilucidando los argumentos que emergen de los objetivos específicos, tal y como se aprecia en la siguiente imagen.

 

 

  1. Desarrollo de los argumentos

Como puede verse en la imagen anterior, en la discusión se deben citar autores para sustentar los argumentos que derivan de los resultados obtenidos en función de los objetivos de la investigación, mientras que en las conclusiones se sintetizan los hallazgos orientados por los objetivos del estudio pero sin citar autores. De igual forma ocurre con la interpretación de los resultados de enfoque cuantitativo, en la cual se contrastan los datos obtenidos con la teoría que sustenta el estudio, como puede verse en las siguientes imágenes.

 

 

En la imagen anterior se puede observar el desarrollo de la argumentación de una discusión siguiendo los objetivos de la investigación y fundamentándose tanto en los resultados como en los autores que sustentan el estudio para plantear los argumentos. En tanto que la siguiente imagen alude a la forma de desarrollar las conclusiones con un discurso argumentativo pero sin recurrir a las fuentes teóricas, ya que, este tipo de texto académico contempla una intención de síntesis.

 

En la siguiente imagen se muestra un ejemplo del desarrollo de una interpretación de datos cuantitativos con un discurso argumentativo. Para ello, el redactor contrasta los resultados obtenidos con la teoría que fundamenta la investigación. Ahora bien, como puede verse en todas estas imágenes es importante cuidar el grado de formalidad en tercera persona, ya que, se trata de un texto de estilo académico, a pesar de la intención es la argumentar ideas basadas en la posición fijada por el redactor.

 

  1. El cierre de un texto argumentativo

 

Para cerrar un texto argumentativo, al igual que el expositivo se debe presentar una síntesis de todo lo planteado, pero haciendo énfasis en la intencionalidad de demostración y convencer al lector de que los argumentos esbozados tienen plena justificación. De manera que se trata de ese punto final, con el cual, el redactor debe asegurar la persuasión del lector, lo que podría decirse en términos coloquiales: “la guinda del pastel”. Por ejemplo, en el caso de la discusión se puede cerrar con los aportes más significativos de la contrastación hecha en función de los resultados y las fuentes teóricas, así como también, se pueden señalar algunas limitaciones del estudio y las líneas de investigación a futuro que darían respuesta a esas limitaciones. En tanto que, la conclusión se puede cerrar señalando si efectivamente se cumplieron los objetivos de la investigación y si se comprobó o no la hipótesis de investigación. Para una ilustración de estos ejemplos pueden observarse las siguientes imágenes.