Instructivo para robo de citas

En ocasiones ocurre que tenemos poca bibliografía o no tenemos acceso a la bibliografía de algún autor que debe ser citado, o sencillamente necesitamos aumentar la cantidad de autores de un trabajo. En estos casos sencillamente lo que se puede hacer es robar citas, no es algo que este mal, pero debe hacerse con cuidado.

 

Cuestiones a tener en cuenta: 

-Año de la cita. Verificar que la referencia no es muy antigua, es decir, anterior a los 90 o 80, porque sino pueden existir cuestionamientos a la fuente. En el caso que sea antigua se puede cambiar la fecha, de forma tal que parezca que es una reedición.

-Verificar que la cita que se roba esta bien citada. Esto se resuelve googleando la referencia completa.

 

¿Cómo hacerlo? 

En caso de citas textuales, sencillamente se toma la cita textual del otro trabajo y se la referencia en el que estamos realizando como si tuvieramos la fuente directa, sin poner «citando a…» ni nada por el estilo. Obviamente en caso de que se usen normas de citado diferente en el trabajo que citamos de las que usamos en el trabajo que estamos haciendo hay que adaptarlas.

En el caso de las no textuales, es prácticamente lo mismo, con la salvedad que no se debe copiar y pegar textualmente nada del trabajo fuente porque sino sería plagio.