Instructivo para uso de Normas Vancouver

Instructivo Estilo Vancouver

 

Normas Estilo Vancouver ¿En qué consiste?

 

Es el más utilizado en la publicación de trabajos en el ámbito de las Ciencias de la Salud (aunque no es limitante) y tiene que ver especialmente con la redacción de las referencias bibliográficas.

 

Esta norma establece que las referencias deben ir numeradas consecutivamente siguiendo el orden en que se mencionan por primera vez en el texto, utilizando números arábigos, tal como se muestra en la siguiente imagen:

 

Procedimiento para colocar las referencias con Word

Supongamos que estamos realizando un trabajo sobre Filosofía y estamos utilizando dos textos como fuentes: Un libro de Bertelloni y una guía donde como autor aparece Biblioteca del amanuense (en anexo se muestran las distintas formas de citar la referencia cuando se trata de documentos impresos, documentos audiovisuales, documentos electrónicos y páginas web)

Para el uso de estas normas es muy importante atender al número de página de donde se extrae la información, sea que se vaya a utilizar como citas parafraseadas o textuales.

Por ejemplo, supongamos que en la página 12 del libro de Bertelloni encontramos información importante (lo que se muestra resaltado) sobre el tema que estamos desarrollando:

Con base a dicha información podríamos producir una cita no textual, es decir, parafraseada, redactando algo así:

Se debe notar que la fuente se menciona sin colocar el año.

 

Suponiendo que se trata de varios autores (hasta 3), entonces se deben mencionar todos:

 

También podría ser el caso que en el parafraseo hacemos nuestra la idea y la colocamos como una composición propia, es decir, sin hacer mención de fuente alguna. Asimismo, podría pasar que estuviéramos rebatiendo o criticando las ideas de algún autor. Por ejemplo:

 

En este sentido, sería necesario sustentar lo expuesto con algún autor, o sea, confrontarlo; de allí que sea necesario colocar la referencia a pie de página iniciando con la abreviatura Cfr.

El procedimiento para colocar estas referencias a pie de página es el siguiente:

  1. Ubicamos el cursor en el sitio donde termina la cita textual, parafraseada o el argumento
  2. Damos clic a Referencias en la barra superior y
  3. Damos clic en Insertar nota al pie

Realizado esto se creará un número al final del párrafo y el mismo número abajo en el pie de página, si es el primero será 1, naturalmente.

 

Al lado del número debemos colocar los datos de la fuente.

 

Ahora bien, supongamos que continuamos el trabajo, pero ahora nos apoyamos en la página 61 del texto Biblioteca del amanuense, información de la cual extraemos una cita textual, que al ser menor de 40 palabras irá insertada en el párrafo, en letra cursiva y entre comillas, tal como se muestra en la siguiente imagen:

 

Entonces colocamos el cursor al final de la cita y nuevamente vamos a Referencias y luego damos clic en Insertar nota al pie, apareciendo el número consecutivo de la referencia utilizada, en este caso el 2.

Si la cita textual fuera mayor de 40 palabras, entonces se colocaría fuera del párrafo, en bloque con alineación de 1 cm por cada lado, sin comillas pero igualmente en cursiva y en espacio sencillo.

Para colocar la referencia igualmente colocamos el cursor al final de la cita, vamos a Referencias y luego damos clic en Insertar nota al pie, apareciendo el número de la referencia (2) (No va entre parentesis como se verá en la foto).

Al lado del 2 en el pie de página colocaremos los datos de la fuente, además del número de página donde se hizo la consulta.

Si seguimos escribiendo y volvemos a citar del libro de Bertelloni, volvemos a colocar la referencia a pie de página (sería la 3 en este caso), y sin importar el número de página de donde se extrajo la información se pondrá en pie de página el nombre del autor, el término latino op. cit. y el número de página.

Y si volvemos a citar a Bertelloni, pero de otra página, ahora debemos colocar la referencia de la siguiente forma:

Es decir, lo que cambia es el número de página.

Ahora bien, si continuamos apoyándonos en la misma fuente y en la misma página (es decir, la página 13 del texto), para no repetir los datos debemos utilizar el vocablo Ibidem.

Si se produce una interrupción en el uso de los textos; por ejemplo, primero citamos a Bertelloni y luego a la Biblioteca del amanuense y después volvemos a Bertelloni, sin que importe el número de página el pie de página quedará de la siguiente forma:

Cuando se utiliza información de varias páginas en un mismo texto, se puede utilizar un guion:

Para colocar los datos de las referencias al pie de página y en la lista de referencias deben tomarse en cuenta los siguientes aspectos:

 

  • Cada referencia contiene normalmente los siguientes elementos obligatorios: autor, título, editor, lugar y fecha de publicación. Otros apartados como la extensión, autores secundarios y localización del documento son, en general, opcionales.
  • Se incluirán los nombres de los autores en el orden en el que aparecen en el texto comenzando por el apellido del primer autor seguido de la inicial(es) del nombre(s).
  • Debemos de incluir los nombres de todos los autores independientemente de su número. No obstante, si queremos limitar el número de autores que aparecen en la referencia podríamos incluir los 3 o los 6 primeros seguidos de una coma y la expresión “et al.”
  • Los subtítulos pueden incluirse tras el título, separados por dos puntos y un espacio. El subtítulo comienza por minúscula.
  • El lugar de publicación, el editor y la fecha de publicación son apartados obligatorios en algunas referencias como las de los libros.

 

La forma correcta de colocar las referencias es la siguiente:

 

Libros (de 1, 2 o 3 autores)

 

Libros (de más de 3 autores)

 

Monografías

 

Artículos de revistas